• Inici
  • Opinió
  • "Cajero fuera de servicio", per Antón Miralles

"Cajero fuera de servicio", per Antón Miralles

| Antón Miralles | Opinió
"Cajero fuera de servicio", per Antón Miralles

Font: Pixabay

La banca, inhumana? Pozí (pues sí). Sobre todo cuando no estás en tu ambiente, eres pobre de solemnidad, andas "justo", o "a verlas venir" casi siempre y recibes la visita de un "comercial" que te ofrece "la salvación" en versión bancaria con argumentos como que tu aportación será la panacea de la sucursal, donde tu dinero te va a proporcionar "Intereses" siempre, y lo que eufemísticamente, tienen el "cuajo" de llamarles "facilidades", esto es dinero (de curso legal, siempre que haya saldo "en negro") una tarjeta "de cajero" o sea para sacar dinero de la cuenta y operaciones digamos complicadas, tales como una hipoteca, consistente en empeñar tu vivienda, sí. A un interés aparentemente "amable" con tu casa como rehén (vía notaría y escritura) a cambio de dinero.

Ahora bien, ay de tí si te retrasas en el pago de una cuota, o varias. No volverás a dormir tranquilo mientras la espada de Damocles, versión bancaria, esté suspendida sobre tí. Adiós "crédito" ante el mundo, y adiós prestigio social. Los avaros de Dickens eran pura novela al lado de un director de sucursal con objetivos no cumplidos a final de mes. La pregunta del millón surge automátca: ¿Tendrá amigos? ¿Dormirá tranquilo? ¿Es  humano?

Resumiendo: Cuando una persona, un ciudadano de a pie, solicita  dinero a un banco, es porque lo necesita. En pocos casos es para irse de juerga o similar. Y esto, señores dirigentes (o directivos) de una sucursal bancaria no es broma. Cuando se recibe un préstamo, hay que devolverlo. Eso lo sabemos todos. Los únicos que no lo tienen claro, o al menos esa es la sensación que dan, son los bancarios. Esos que creen que el dinero que prestan sale de su bolsillo, Y no. Es de los clientes del banco, y lo hacen "funcionar" los bancarios. ¿O no?
 

Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.

Antón Miralles

Bilbao, 1954. Resultó ileso tras pasar más de diez años en un colegio de jesuitas, la mili obligatoria en el moro, un par de decenas de años en la banca y otro Antondecenio en varias profesiones honestas. Deportista voluntarioso, lector empedernido, viajero entusiasta, melómano -rock setentero principalmente- y ateo gracais a Dios. Dni a parte, el único carnet que ha llevado alguna vez ha sido el de socio del Athletic Club de Bilbao. Integrante de los tristemente célebres "cinco millones", ha comenzado a escribir para labrarse un futuro próspero y recolectarse algo de "fondos" para la vejez, que está a la vuelta de estas páginas. Su único propósito es entretener, dice. Las obras maestras ya las han escrito otros.

L'article té 150 lectures

Biar Digital no subscriu necessàriament les opinions dels seus col·laboradors i col·laboradores.

Pots enviar els teus escrits juntament amb alguna fotografia a Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la..

(Aquesta informació es publica gràcies al suport dels nostres anunciants, i als subscriptors i subscriptores, que amb el seu suport econòmic i periodístic són la clau perquè Biar Digital continue amb el seu treball diari. Si podeu contribuir fent-vos subscriptors/es per una xicoteta quota de 3 € al mes a fer de Biar Digital un mitjà encara més independent i de més qualitat, vos demanem que ho feu en aquesta pàgina).