"El Rey del pollo frito", per Antón Miralles

Es una faena ir perdiendo neuronas. Motivo de que no recuerde bien el año en que estos hechos acontecieron. Digamos que érase una vez un país cuyos ciudadanos eran muy poco originales, y se dedicaban a copiar muchas cosas que en el extranjero triunfaban pero aquí aún no "molaban" como se decía entonces. Había nacido el fenómeno  "punk" (sujetos de aspecto estrafalario, vestimenta llena de clavos y tachuelas, pelos de colores que salvaron a muchas tiendas el tener que echar a la basura determinados tintes que no tenían "salida" comercialmente hablando, pues casi nadie se teñía de azul turquesa,...