"Athletic Club de Bilbao", per Antón Miralles

En 1982, el banco en el que trabajaba me inscribió en un curso de Comercio Exterior, impartido por la Cámara de Comercio de Bilbao. Un curso realmente útil para los que asistimos: empleados de banca, principalmente, economistas, abogados y otras personas que tenían relación con la industria y la actividad empresarial. El curso me resultó más que útil para mi profesión. Una de las asignaturas era "Transporte", impartida por un ex capitán de barco de la marina mercante.

"Se te va a cansar el dedo", per Antón Miralles

Parece ser que el último rebuzno del fascio militar (versión ejército del aire) ha sido la proposición de fusilarnos a veintiseis millones de personas que, por lo visto, no somos de su cuerda. Al que no se le cansó el dedo fue a un rey de no muy lejos: Leopoldo II de Bélgica, tremendo genocida que a raíz de una conferencia celebrada en Berlín a principios del pasado siglo, recibió como representante de Bélgica, una franja impresionante de África, desde el Índico hasta el Atlántico, en la cual, robó a los indígenas sin ningún tipo de control ni medida, llegando a crear un territorio...

"Dantés", per Antón Miralles

Edmond Dantés simboliza como ninguno el hombre encerrado injustamente y que regresa para devolver su venganza a los amigos que le traicionaron. Alejandro Dumas desarrolló como nadie una historia maravillosa que hizo las delicias de todos los que la leímos. La envidia hace encarcelar a un inocente en una mazmorra del castillo de If, frente a Marsella, en donde encierran a Dantés de por vida. El destino le regala la compañía del abate Farias que no sólo "pule" intelectualmente a Dantés sino que además le regala el plano de un tesoro escondido con el que "a posteriori" orquestará su...

"Crowdfunding", per Antón Miralles

Neologismo del inglés para designar aportaciones de un grupo de personas para apoyar económicamente un determinado proyecto. El que sea.

"Recuerdos de mi niñez (Las aventuras de Don Domingo Arpona", per Antón Miralles

Tuve una infancia feliz. Eso no hay quien me lo quite. Mi familia era una familia super acogedora. Mi madre eran siete hermanos y eso marca en cuanto a las costumbres. Todos trabajaron siempre. Finales de los años cincuenta. El paro no se conocía. Y la costumbre de las visitas a casa de los amigos funcionaba haciendo la función de las hoy redes sociales. Cuando había visita en casa, lo propio era sacar algo para picar, y una botella de vino o café si las que venían eran mujeres con sus correspondientes galletas (la costumbre del té sólo se conocía por las novelas o por las películas de cine)....

"Desmontando el catecismo", per Antón Miralles

Los regímenes autoritarios, mejor conocidos como dictaduras, siempre han echado mano de todos los recursos posibles para perpetuarse el mayor tiempo posible teniendo al pueblo como víctima, amordazado, sumiso y fingiendo cara a terceros que en ese régimen se vive en un país idílico, etc, etc, etc...

"Un lugar en el mundo", per Antón Miralles

Hace más de un par de décadas ví una de las películas que más me han gustado en mi vida: "Un lugar en el mundo" del argentino Adolfo Aristarain, con un plantel de lujo: Federico Luppi, José Sacristán y Cecilia Roth. En una de las escenas clave de la película, el padre le aconseja al hijo sobre su futuro con una frase lapidaria, magistral.

"Lo esperado: el mamoneo", per Antón Miralles

Sin ser un profeta, lo ví venir. Me explico: No soy ni "negacionista" (alguno va para el Nobel de los calificativos) ni "afirmacionista" (éste es mío) ni ninguna otra chorrada por el estilo, pero la sinvergüencería ya  ha asomado la patita por debajo de la puerta, y el gobierno, que ha dispersado las responsabilidades a lo largo de todas las comunidades, utilizando el método de rifar las culpas entre los "colaboradores", "chupacirios" (argentinismo para calificar al lameculos ibérico), sí, esos de los sueldos inmensos, pase lo que pase a la ciudadanía que les paga, sean lamedores de los...

"Miserable en el Congreso", per Antón Miralles

Hoy, diecisiete de marzo de 2021, ha ocurrido uno de los sucesos más bochornosos que se pueden ver y escuchar. Cuando el diputado Iñigo Errejón ha hablado sobre la situación actual de este país, con DIEZ suicidios al día y una legión de gente con depresión en mayor o menor grado debido a despidos, falta de expectativas, de horizontes, y un panorama en el que los ciudadanos de a pie tienen que esquivar día a día  problemas por los cuales hasta el más templado puede acabar ya sea en la consulta de un psicólogo o directamente en un frenopático, con camisa de fuerza,o en un ataúd, tras...

"Mi tía Guada", per Antón Miralles

En mi familia, perdimos la guerra. El gobierno vasco permaneció leal a la república (habitualmente en Bilbao, si se da la mano, es con todas las consecuencias). El bando de Franco ganó. Y tuvimos que afrontar las consecuencias, como todo el pueblo. Salvo los de siempre: la alta burguesía, y los ricos. Cómo no.

"El Rey del pollo frito", per Antón Miralles

Es una faena ir perdiendo neuronas. Motivo de que no recuerde bien el año en que estos hechos acontecieron. Digamos que érase una vez un país cuyos ciudadanos eran muy poco originales, y se dedicaban a copiar muchas cosas que en el extranjero triunfaban pero aquí aún no "molaban" como se decía entonces. Había nacido el fenómeno  "punk" (sujetos de aspecto estrafalario, vestimenta llena de clavos y tachuelas, pelos de colores que salvaron a muchas tiendas el tener que echar a la basura determinados tintes que no tenían "salida" comercialmente hablando, pues casi nadie se teñía de azul turquesa,...

"La desaparición", per Antón Miralles

La abuela tenía muchos años y todos los achaques que se suelen tener a su avanzada edad habían atacado en masa. No le quedaba mucho. Toda la familia la cuidó hasta el último momento. Cuando se produjo el fatal desenlace se llevaron a la abuela al tanatorio, ese paso previo al último capítulo al que los protagonistas asisten sin tener ninguna intención: el funeral y el entierro o la novedosa incineración.

"In memoriam: Alex Angulo", per Antón Miralles

Era de Erandio, pero vivía muy cerca mío, en la Ciudad Jardín de Bilbao. Nos veíamos siempre haciendo la compra, paseando por el barrio o en la Huevería (así, con mayúsculas) de Juanjo. Un sancta sanctorum de los "outsiders" que frecuentábamos un local pequeño de tamaño pero inmenso en su experiencia de la vida gracias a los innumerables personajes que le comen los huevos a Juanjo. Ustedes han entendido bien. Alex también comulgaba con huevos en su dieta, siempre Juanjo y charlaba de cine y de lo que fuera necesario con él, que entra a todas las conversaciones, y con conocimiento. Pronto habrá...

"Acoso y derribo, deporte nacional", per Antón Miralles

No soy analista político. Es más, me horroriza teorizar en plan sesudo sobre los partidos políticos y sus protagonistas. Ayer [el passat 4 de maig] se celebraron las elecciones de la Comunidad autónoma de Madrid y, "se los juro", como decían en los años sesenta los dobladores chicanos de las películas y series  televisivas del oeste, me chirrían los oídos cada vez que  escucho el nombre "Madrid". El resto del mundo ha dejado de existir, al menos hoy, en todos los informativos. Tanto es así que hasta yo voy a tener algo que decir.

"La tienda de la esquina", per Antón Miralles

En estos tiempos difíciles, con gente enmascarada, inquietante hasta que no averiguas de quién se trata, voy a romper una lanza simbólica por una institución que creo que no hay que dejar que se nos escape de las manos, aunque el maldito virus y los que nos lo han colado ya han hecho suficiente daño.

"Cuento de Pascua", per Antón Miralles

Verídco. Sólo cambio algún dato. Érase una vez un pueblo de Euskadi. Un pueblo pesquero cuyos barcos pescaban maravillosos peces que alimentaron nuestros estómagos a cuerpo de rey por unos precios casi siempre asequibles y que se comían siempre en viernes, pues los engañadores profesionales, los cuervos, siguiendo órdenes de los enormes (más fácil saltarles que rodearles) cardenales decían que según la ley de dios (lo escribo siempre con minúscula) los viernes es "pecado" comer carne. Del cerdo, ni hablamos. Una vez más me dispersé, cual manifestante obediente.

"Beste bat (Una más)", per Antón Miralles

Llegué a Biar en diciembre de 2019, cuatro meses antes de la pandemia. Una de las cosas que me llamó la atención agradablemente fue la cantidad de bandas de música de diferentes tamaños. No tenía ni idea de que el pueblo era absolutamente  melómano, si se puede calificar así a un pueblo, pero resulta que hay una escuela de música junto a la biblioteca, y en la Casa de Cultura hay aulas en las que se practica con instrumentos de viento (no es muy apropiado hacerlo en el piso superior de la biblioteca, pero qué se le va a hacer... todo sea por la música). Lo que les estoy contando tiene...